Cada vez más personas eligen la bicicleta

La bicicleta otorga más libertad para moverse por la ciudad. Fomenta el distanciamiento social, es sustentable, saludable y mejora la calidad de vida de las personas. Es ecológica, al no necesitar combustible evita la emisión de gases de efecto invernadero y no produce contaminación sonora. Además es económica porque no demanda inversiones significativas, es accesible y de bajo costo comparada con otros medios de transporte aunque los precios de los rodados subieron significativamente en estos últimos tiempos.

Por los motivos mencionados, cada vez son más los ciclistas que transitan por las calles de la ciudad de Buenos Aires. Cuentan con una “Red de Ciclovías y Bicisendas Protegidas” de 267 km. Si bien es mucho, todavía falta porque hay calles donde la ciclovía se termina y el ciclista queda a la deriva entre camiones, colectivos y vehículos.

En el año 2009 sólo el 0.4% de los viajes de Buenos Aires se hacían en bicicleta; antes de la pandemia ese porcentaje ya había ascendido al 4%. La cantidad de viajes en bicicleta en toda la ciudad en el 2020 creció un 114% respecto del año anterior.

Las proyecciones sobre la evolución del uso de la bicicleta en la ciudad tenían una expectativa de crecimiento moderado pero con la llegada de la pandemia este proceso se intensificó y fue necesario acelerar muchos de los proyectos que ya estaban planificados y pensar nuevas soluciones complementarias. Para finales de 2023 el objetivo es alcanzar un millón de viajes diarios en bicicleta.

En este marco, se aprobó una ley que busca radicalizar el cambio cultural que se inició hace más de 10 años y generar las condiciones necesarias para que cada vez más vecinos elijan la bicicleta como medio de movilidad. El Plan se basa en cuatro ejes de acción: infraestructura, promoción y desarrollo comercial e industrial, compromiso ciudadano y la creación del Fondo para el Desarrollo de la Movilidad Sustentable que servirá como canal para el aporte de privados en el desarrollo de infraestructura y soluciones para la bicicleta en la ciudad.

Todas las Comunas y 43 de los 48 barrios de la ciudad cuentan con infraestructura diseñada para brindarle seguridad vial a los cientos de ciclistas que se mueven por Buenos Aires todos los días. La implementación de redes de ciclovías segregadas resulta altamente atractiva para un grupo que otorga gran importancia a la seguridad e incrementa la percepción de seguridad en el entorno. El 86% de los incidentes fatales de tránsito que involucran ciclistas se dan por fuera de la red de infraestructura.

El diseño de la “Red de Ciclovías y Bicisendas Protegidas” privilegia la conectividad hacia el área central y los Centros de Trasbordo, como así también aquellos puntos que concentran un alto número de puestos laborales y de estudiantes.

La cantidad de robos de bicicletas que se producen es un tema preocupante al cual habría que buscarle una solución. No es recomendable dejar las bicicletas en la vía pública atadas con una cadena o algo similar porque suelen desaparecer rápidamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.