Pasaje La Piedad

Buenos Aires es una de las ciudades más míticas, encantadoras y variopintas del mundo. Dentro de la innumerable cantidad de propuestas que ofrece para disfrutar y descubrir; cuenta con más de 100 pasajes, cada uno con sus particularidades. Caminar por un sector neurálgico de la ciudad y de repente encontrarse, como salidas de un cuento, con pequeñas y pintorescas callecitas; es un ejercicio que vale la pena realizar.

En Bartolomé Mitre al 1500, en el barrio de San Nicolás, yace un encantador lugar en forma de herradura. El pasaje está compuesto por casonas de aires italianas y francesas, basadas en el neorrenacentismo, con antejardines, arcos y columnas tipo corintias. Entre el paisaje se ven los carteles para entrada y salida de carruajes. Lo edificaron entre 1880 y 1900 sobre un proyecto del arquitecto inglés Edwin Arthur Merry. Algunas casas constan de planta baja y dos pisos, mientras que el resto, cuyos frentes dan a las calles Bartolomé Mitre, Paraná y Montevideo, son de tres pisos. La calle central es empedrada con angostas veredas circundantes. Sobre el borde de las veredas todavía sobreviven las pequeñas argollas para atar los caballos. Fue un sitio preferido por los artistas, pintores, escritores y músicos; dándole un aire muy bohemio y espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.