¿Cuál es la situación del Parque Sarmiento?

Mi nombre es Jesica y como habitante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y vecina del barrio de Saavedra, quiero hacerles llegar algunas inquietudes respecto de la situación que se evidencia en el Parque Sarmiento.

Nació, hace casi 40 años, como un polideportivo que buscaba acercar deportes y actividades sociales a los vecinos de la zona. Sin embargo, en los últimos años se refuerza una tendencia: se suman actividades privadas, en detrimento de los espacios públicos. Su paisaje muestra más alambrados y candados.

La instalación del circo de Flavio Mendoza fue la gran novedad de este 2021. Repentinamente, el “Circo Ánima” comenzó a montar su colosal estructura en la zona de la curva que el parque bordea la Avenida Ricardo Balbín hacia la colectora de General Paz. Se trata de una carpa imponente, de varios metros de altura, visible desde cuadras atrás. El Circo anunció su llegada solo para enero y no hay novedades de que vaya a retirarse. Se desconoce si la actividad cuenta con la Declaración de Impacto Ambiental otorgada por la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad.

El contraste entre las áreas concesionadas y privatizadas que avanzan cada vez más y son cada vez más descaradas, se choca con el abandono que presentan los espacios de uso público. Al deterioro general en las instalaciones existentes, se suma la falta de limpieza en los baños, lo cual supone un riesgo para la salud de las personas. La limpieza de sanitarios debería ser una prioridad en el marco de la pandemia que estamos viviendo. Se da cuenta del estado de suciedad en los baños: residuos esparcidos, falta de jabón, falta de papel higiénico, sanitarios clausurados, pérdidas de agua en canillas y en inodoros.

Actualmente se encuentra en ejecución la obra de conexión de cloacas, que ha motivado la apertura de una línea longitudinal de suelo que se prolonga desde el sector de parrillas hasta donde se ha instalado el circo. Si bien es una obra necesaria, está causando impactos ambientales y sociales que no están siendo atendidos:

– La destrucción de las canchas de frontón N° 1 y N° 2 (la contratista debería estar obligada a repararlas).

– El bloqueo del camino que permite el acceso a los sanitarios y a las canchas de frontón, cortando la circulación (en cualquier obra pública, es obligación asegurar los caminos de paso).

– El bloqueo de calles internas causadas por la obra y por el depósito de materiales de construcción y el mayor deterioro del asfalto causado por el paso de las maquinarias.

Envía tus comentarios, reclamos y/o propuestas relacionados con los barrios de la ciudad de Buenos Aires, por Email a: mibuenosairesmiciudad@gmail.com o por WhatsApp al: 11-4542-1471.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.