Reclamamos que las 15 Comunas tengan un presupuesto propio

Integrantes de Interconsejos Consultivos Comunales realizaron una conferencia de prensa frente a la Legislatura porteña para reclamar al Poder Ejecutivo, a la Legislatura y a las 15 Juntas Comunales, para que se avance en establecer el carácter de Jurisdicción Presupuestaria a las Comunas y se les asignen los recursos propios pertinentes en el presupuesto 2022.

Carlos Wilkinson miembro del Consejo Consultivo de la comuna 13 en diálogo con el programa “El Reloj” que se transmite por AM 1010 onda latina, explicó lo que están reclamando.

Reclamamos que las comunas tengan un presupuesto propio en la ciudad de Buenos Aires. Pongo un ejemplo para que sea más fácil de entender. En cualquier provincia existen las municipalidades que son como gobiernos locales del gobierno general. En la ciudad de Buenos Aires se da algo parecido. Está el gobierno central y los gobiernos barriales que son las comunas. Las comunas son similares a los municipios en muchas cosas pero en otras no. Un municipio para realizar sus acciones puede generar un impuesto y cobrarlo pero las comunas no tienen ese derecho. Cuando hicimos la ley de comunas los vecinos con los legisladores planteamos esto porque sino lo que iba a pasar era que las comunas ricas que podían cobrar impuestos iban a ser cada vez más ricas y las comunas pobres que no podían cobrar impuestos iban a ser cada vez más pobres, con lo cual la desigualdad en la ciudad se iba a incrementar. Entonces lo que se acordó y lo que está en la ley y en la constitución es que el presupuesto de las comunas debía ser otorgado por una jurisdicción presupuestaria comunal independiente, diferente de la jurisdicción presupuestaria de la legislatura, del poder judicial o del mismo poder ejecutivo.

Por ejemplo, llevado a la práctica, sería que los vecinos de la Comuna 13 junto con la Junta Comunal a través del Consejo Consultivo vamos armando un proyecto de plan de acción para el año siguiente. Ese anteproyecto de presupuesto comunal, tendríamos que presentarlo en la legislatura y a partir de ahí cuando empiece el año se
debería transferir a la comuna. Claro que la comuna recibiría ese dinero para ser destinado a todo lo que está previamente enumerado en ese proyecto presentado. Eso es lo que se llama un presupuesto elaborado participativamente.

Las comunas tienen dos organismos de gobierno, uno de ellos es la Junta Comunal que es como si fuera un intendente lo que pasa es que en vez de ser uno es una junta de 7. El otro organismo es el de participación popular de la comuna que es honorario, quienes participan en los consejos consultivos no cobran porque son vecinos u organizaciones vecinales que les interesa el bien común.

El consejo consultivo va planteando las necesidades del barrio. Así el poder de la ciudad se descentraliza en un poder más chico pero más limitado que es el de las comunas. Por otro lado incorpora a esos poderes locales una fuerte participación ciudadana y por tanto empieza a cumplirse el artículo primero de la constitución de la ciudad que dictamina que nuestra democracia en la ciudad de Buenos Aires es participativa no solo representativa. Esto significa que los vecinos y sus organizaciones pueden participar en la elaboración de las decisiones y en el control de la ejecución de las mismas.

Los gobiernos centrales de la ciudad desde que se sancionó la ley, nunca la pusieron en práctica. Ni descentralizaron el poder ni mucho menos le dieron participación ciudadana real a las organizaciones ciudadanas y vecinales que integran cada Consejo Consultivo. Los vecinos de la ciudad conocen poco de sus derechos porque a los gobiernos centrales de la ciudad jamás les interesó informar a la ciudadanía del derecho que tenían a participar en las decisiones y concretamente a formar parte de las comunas a través de los consejos consultivos. A la Junta Comunal las votamos los vecinos y muchos ni saben que votaron una junta para su gobierno barrial porque ni saben que existe un gobierno barrial que se llama comuna.

Los vecinos de los 15 consejos decidimos armar un interconsejo consultivo comunal que es un espacio de conexión y de coordinación entre los distintos consejos. Una de las cosas que se decidió hacer en común impulsando a todos los consejos comunales fue exigir que para el año que viene en el presupuesto de la ciudad de Buenos Aires se establezca claramente que las comunas tienen un presupuesto propio. Esto se lo llama jurisdicción presupuestaria. Mandamos notas a todos los legisladores, a todos los juntistas comunales y también al ministerio de hacienda de la ciudad de Buenos Aires demandando que para el año que viene las comunas tengan su presupuesto propio y lo puedan manejar autónomamente del Gobierno Porteño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *