Nueve patios de juegos renovados en la ciudad de Buenos Aires

La ciudad de Buenos Aires está estrenando nueve patios de juegos renovados: en la Plaza Mafalda de Colegiales (Comuna 13), en la Plaza Vélez Sarsfield de Floresta (Comuna 10), en la Plaza Oesterheld de Puerto Madero (Comuna 1), en la Plaza Riccheri de Villa Devoto (Comuna 11), en la Plaza Irlanda de Caballito (Comuna 6), en el Parque Chacabuco del barrio homónimo (Comuna 7), en la Plaza Primero de Mayo de Balvanera (Comuna 3) y, en breve, en la Plaza Alemania de Palermo (Comuna 14).

Son 49 los patios de juegos de espacios verdes de la Ciudad que se renuevan este año para ser más inclusivos, estrenando juegos, sectores de acompañantes y pisos de solado de caucho. Ya sea en forma de barcos piratas, robots gigantes o camiones los patios de juegos incorporan un nuevo concepto de espacios recreativos para los vecinos más chicos.

Los patios de juegos inaugurados cuentan con nuevos pisos de solado continuo de caucho. Un compuesto de dos materiales: EPDM (caucho de etileno propileno dieno) y SBR(caucho estireno-butadieno). El primero se usa para las terminaciones en color de los distintos diseños de los suelos. El segundo se usa para la base, permite la amortiguación de golpes y es reciclado.

Los solados continuos tienen una característica elemental: su espesor puede ajustarse según la necesidad y brindar mayor amortiguación en las áreas de seguridad de cada juego. También requieren menor mantenimiento y no se levantan como las baldosas.

El reemplazo de la clásica arena por estos innovadores suelos de caucho fue uno de los principales pedidos de los vecinos. Muchos veían a la arena como un foco de infecciones. Y es una de las modificaciones que se están realizando para que los juegos sean cada vez más inclusivos: los solados de caucho son aptos, por ejemplo, para circular con sillas de ruedas o muletas. La arena, no.

En líneas generales, todos los patios llevan dos tipos de juegos que son los más requeridos por los chicos: las hamacas y el mangrullo. El mangrullo es el juego que más incentiva la creatividad de los chicos al ofrecerles diferentes variantes. Los chicos pueden trepar a ellos, deslizarse por sus túneles y toboganes, realizar diferentes recorridos, esconderse y buscar a otros niños.

Además, los patios cuentan con un sector para primera infancia. Este sector está diseñado específicamente para los niños menores de 4 años y cuenta, por ejemplo, con lomadas para que se trepen los aventureros más pequeños. Estos juegos están cerca del espacio de descanso para los acompañantes.

Los nuevos diseños de los patios de juegos son más inclusivos y accesibles para todos los vecinos. La circulación hasta y en el sector de juegos se debe caracterizar por la facilidad de  acceso y de desplazamiento y la seguridad al hacerlo. Por eso se incorporaron vados de acceso, rampas y solados continuos. También es importante la comunicación: se está trabajando en mejorar la señalización. Por ejemplo, se están desarrollando planos hápticos para las personas no videntes.

En cuanto a los juegos, hay hamacas y calesitas para sillas de ruedas y pórticos de hamacas que tienen un butacón diseñado para chicos con dificultades para usar las hamacas tradicionales. En los sectores de descanso hay bancos con respaldos y apoyabrazos, espacios para sillas de ruedas  y estacionamiento para rodados como los cochecitos de bebés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.