El puente de la mujer

Se inauguró en el barrio de Puerto Madero, el
20 de diciembre de 2001. Es la primera obra en
América Latina del reconocido arquitecto espa-
ñol Santiago Calatrava. Se trata de un puente
peatonal giratorio con uno de los mecanismos
de giro más grandes del mundo, pensado para
permitir el paso de las embarcaciones a vela que
navegan por los diques de Puerto Madero. La
obra, realizada en España y donada a la Ciudad
por un particular, representa la imagen de una
pareja que baila el tango, donde el mástil blanco
simboliza el hombre y la silueta curva del puente
la mujer.

En 2018 la Legislatura porteña lo declaró mo-
numento al considerado Patrimonio Cultural de
la Ciudad. El puente soporta por minuto hasta
120 personas caminando al mismo tiempo.

El contenido de 100.000 Botellas de Amor que
los vecinos llevaron a los Puntos Verdes, se
transformó en la madera plástica con la que
se renovó recientemente el piso del Puente de
la Mujer. Se trató de la primera renovación in-
tegral del puente, desde su inauguración. Los
trabajos estuvieron a cargo del Ministerio de
Espacio Público e Higiene Urbana, a través
del Ente de Mantenimiento Urbano Integral
(EMUI). Durante su desarrollo, se retiró la ma-
dera existente y se hizo una limpieza integral
de la estructura a través del hidrolavado para
eliminar elementos contaminantes. Luego, se
protegió la superficie con pintura anticorrosiva
y se colocó el nuevo deck de madera sustentable.
Las mejoras del piso fueron definidas en base a
que el 70% del deck mostraba signos de desgaste
como resultado de la gran cantidad de personas
que lo visitan todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.