mié. Feb 28th, 2024

AySA (Agua y Saneamientos Argentinos) continua con las obras en las redes de agua potable y cloacas del  Barrio Padre Ricciardelli (ex Villa 1-11-14) que beneficiarán a más de 50.000 vecinos de la Ciudad de Buenos Aires. Estas obras contemplan la instalación de 1760 metros de cañerías primarias y 4025 metros de cañerías secundarias que permitirán que el barrio pueda contar con el caudal de agua suficiente para poder abastecerse. El tendido de cloacas permitirá la instalación de 437 conexiones para prestar servicio a cada uno de los hogares. Esta obra se inició en Lautaro y Eva Perón (límite de Parque Chacabuco y el Bajo Flores). Allí se encuentra la punta del acueducto de 500 mm de diámetro de casi 2 km de hierro fundido que abastecerá al barrio Ricciardelli. Actualmente se está trabajando en las calles Perito Moreno, Bonorino y Riestra con un avance de la obra que supera el 60%. Por otro lado, la obra de cloacas transportará los líquidos del barrio hacia la Avenida Cruz, donde se empalmará a la red existente.

Olga, una vecina que vive en el barrio desde 1981, contó: “Nosotros íbamos a buscar agua, acarreábamos. No teníamos luz, no teníamos nada. Cuando hace calor, agua casi no hay. Muchos la necesitan, hay niños, abuelos, discapacitados. Estoy muy feliz con el trabajo de AySA”. Daniel, otro vecino con 24 años en el barrio, también dio su testimonio: “El servicio de AySA hace mucha falta por que en el verano sufrimos mucho”.

El tendido de red en el barrio Padre Ricciardelli forma parte de un importante plan de obras impulsado por AySA que tiene por objetivo llevar los servicios de agua y cloacas a los barrios vulnerables dentro de su área de concesión. Bajo este plan, para el 2023, la empresa proyecta duplicar la cobertura de agua potable y triplicar la de cloacas en estos barrios beneficiando a más de 617.000 habitantes que esperan la llegada de estos servicios esenciales para el cuidado de su salud.  Malena Galmarini, presidenta de AySA, habló sobre estas obras: “Seguimos trabajando en los barrios con los derechos más vulnerados, algo que para nosotros es sumamente importante. Con nuestra llegada a AySA, tomamos la decisión de también poner como prioridad a los barrios populares. Ellos también son ciudadanos y merecen que un Estado presente les traiga dignidad y reconocimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *