jue. May 30th, 2024

Muy cerca de la Avenida General Paz, en Liniers, hay un un proyecto habitacional conocido con el nombre de “Las Mil Casitas”. Se comenzaron a construir en el año 1922, con el objetivo de entregar una casa digna a trabajadores de bajos recursos. La edificación se hacía con ladrillos fabricados en los hornos que había en la avenida Emilio Castro.Las primeras se emplazaron en la manzana comprendida por las actuales calles Ramón Falcón, Carhué, Cosquín e Ibarrola. En 1928, al momento de la inauguración, había un total de 1760 propiedades que tenían una arquitectura de estilo holandés. Todas medían 8,66 metros de longitud por 8,66 metros de ancho. En la planta baja estaban la cocina, el baño y un living comedor. Tenían un cuarto en el entrepiso y dos habitaciones en la planta alta. Contaban con ventanas altas y puertas delgadas. Era un diseño pensando para que fueran habitadas por familias.

Eran ofrecidas en cuotas y a precios accesibles. Debido a la gran demanda, fueron adjudicadas por sorteo. Sus primeros habitantes eran trabajadores ferroviarios aunque con el tiempo también llegaron artistas plásticos, escritores, escultores y docentes. A partir de 1960, la mayoría de esas viviendas fueron modificadas. Actualmente son pocas las casas que aún mantienen sus características originales pero al transitar por la zona se nota que las viviendas siguen una misma matriz de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *