mié. Feb 28th, 2024

El pasado lunes 07 de agosto de 2023, la justicia hizo lugar a una acción de amparo presentada declarando la inconstitucionalidad de la omisión de sancionar el CÓDIGO AMBIENTAL para la Ciudad de Buenos Aires y exhortó al Poder Legislativo a subsanar dicha omisión a la mayor brevedad posible.

El abogado de la causa y presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad, Jonatan Baldiviezo, explicó al respecto: “En el año 1996, la Constitución de la Ciudad ordenó la aprobación de un Código Ambiental para la Ciudad de Buenos Aires. En el 2009, el Plan Urbano Ambiental (PUA) dispuso que tenía que aprobarse el Código Ambiental. Esto se agravó con la aprobación de nuevo Código Urbanístico y del nuevo Código de Edificación sin tratar el Código Ambiental. La omisión en la sanción de un Código Ambiental no sólo soslaya el mandato constitucional, sino que afecta el derecho a la participación ciudadana, ya que no genera el espacio que se le aseguró a la ciudadanía en el proceso legislativo.

María Eva Koutsovitis, integrante de “El Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos”, dijo: “La ciudadanía porteña hace 25 años que espera que la Legislatura sancione un Código Ambiental. En estos años la emergencia ambiental y climática sólo se profundizó. La ciudad está atravesando un proceso acelerado de calentamiento, la temperatura máxima anual aumentó en este período casi 1°C, como consecuencia del deterioro y la destrucción de los grandes espacios verdes públicos, la sobreconstrucción descontrolada que arroja cotidianamente toneladas de cemento y la cementación de la Costanera. En estos 16 años de gestión del PRO en CABA se privatizaron el equivalente a 75 Plazas de Mayo de superficies verdes públicas. Se privatizaron y pusieron en venta importantes sectores de nuestra costanera para la construcción de emprendimientos inmobiliarios que actúan como barreras o murallas frente al ingreso de los vientos frescos que desde la costa deben mitigar el efecto de calentamiento conocido como “isla de calor urbana”. Y por si fuera poco, sólo en los últimos 10 años se construyeron 10 millones de metros cuadrados, una superficie equivalente a 5 Puertos Maderos, en general de viviendas suntuosas que nadie habita ignorando que la construcción es una de las actividades más contaminantes desde el punto de vista de la emisión de gases de efecto invernadero. Esta es una gran conquista de la ciudadanía porteña que frente al negacionismo climático de quienes hoy nos representan, se organizó para exigir un Código Ambiental que nos permita discutir las acciones necesarias para mitigar la actual emergencia ambiental y climática que atraviesa nuestra ciudad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *