mié. Feb 28th, 2024

En las últimas horas Personal de la División Sustracción de Automotores y Autopartes logró desarticular dos talleres clandestinos en los barrios de Villa Soldati y Palermo. En el primero de ellos, efectivos que se encontraba recorriendo la zona de la Comuna 8, observaron, en la intersección de la Avenida Escalada y la calle Aquino, un auto particular Fiat Duna color rojo estacionado,  que contaba con pedido de secuestro activo. De inmediato, los oficiales detuvieron su marcha y descubrieron que sobre la calle Aquino funcionaba un taller mecánico y procedieron a entrevistarse con el propietario del lugar, quien al ser consultado por el Fiat Duna, refirió que era de un cliente y que el pedido de secuestro había sido levantado, presentando toda la documentación pertinente. Los efectivos recorrieron el local y encontraron 4 motores con la numeración adulterada, 6 cajas de velocidad y 13 radiadores, todos esos elementos, carecían de las calcomanías correspondientes al RUDAC (Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas) lo que exhibía una infracción a la Ley 25.761 (Ley de Desarmaderos). La Unidad de Flagrancia Sur avaló lo actuado por el personal policial, ordenó notificar al responsable del comercio, secuestrar la totalidad de las autopartes en infracción y trasladarlas a la Playa Judicial, clausurar el establecimiento y elevar la causa a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°35.

Por su parte, personal de la misma División, en conjunto con el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) y la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFYC), con la intervención de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°15, procedieron a inspeccionar otro taller ubicado en la calle Darregueira al 2100 (barrio de Palermo). Al momento del procedimiento, el dueño del lugar, un hombre de 42 años, se encontraba en el mismo y una vez que el personal policial corroboró que se estaba cometiendo un ilícito, fue notificado por infringir la Ley de Desarmaderos. Durante este procedimiento se secuestraron 1 motor de Ford Focus que presentaba irregularidades en su numeración, 8 cubiertas, la tapa de un baúl, 3 radiadores, 1 alternador, 1 motor de arranque, 1 servo de freno, 1 faro trasero, 1 equipo de aire acondicionado y una computadora de mando central de vehículos (ECU), todas autopartes de dudosa procedencia que infringían la Ley 25.761 al igual que en el caso anterior, por carecer de los stickers de RUDAC. El magistrado interventor ordenó secuestrar los elementos probatorios y trasladarlos a la Playa Judicial como así también incautar los celulares del implicado. La génesis de esta investigación tuvo lugar mediante tareas de ciberpatrullaje donde se constató la publicación de venta de autopartes y piezas de motores en la página Marketplace y las mismas estaban almacenadas en el taller mencionado.

Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *