lun. Abr 22nd, 2024

Los efectos del cambio climático llegaron  a la ciudad de Buenos Aires a través de precipitaciones más intensas y un aumento sostenido en la frecuencia y la duración de las olas de calor. Estos efectos negativos se incrementarán a lo largo de las décadas venideras. Estos resultados han sido el punto de partida principal para determinar la estrategia de adaptación basada en la plantación y multiplicación verde en CABA. En este sentido, el arbolado es una pieza clave para contrarrestar los impactos del cambio climático y el fomento de la biodiversidad.

La planificación anual que alcanza a todas las comunas de la ciudad, integra al Plan Maestro de Arbolado, con los pedidos de plantación de los vecinos, las acciones realizadas desde el área de Protección del Ambiente y los proyectos de urbanismo. En la ciudad de Buenos Aires se plantarán 22.561 ejemplares, 12.453 en veredas, 6.458 en reservas y 3.690 en distintas obras de urbanismo. Unos 6.418 serán de especies autóctonas que fortalecerán los bosques ribereños. A partir de este mes de junio se están incorporando al patrimonio verde de la ciudad los ejemplares que a futuro permitirán ir alcanzando las metas de cobertura arbórea. El jacarandá, el tilo, el liquidambar, el crespón y el lapacho, encabezarán el ranking de especies con mayor cantidad de ejemplares. La planificación prevé también la reposición de árboles que hayan sido retirados por haber completado su ciclo vital, por su avanzado estado de decrepitud o por situaciones que puedan comprometer la seguridad pública por problemas estructurales y/o sanitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *