mié. Feb 28th, 2024

La Policía de la Ciudad  y la Agencia Gubernamental de Control (AGC) realizaron una inspección integral en un local con depósito ubicado en la zona comercial de Once (Ecuador al 500). Allí incautaron 11.878 juguetes apócrifos, sin certificación de seguridad y con potencial riesgo de toxicidad. Había juguetes de distinto tipo y elementos de cotillón, con un valor de mercado de 70,2 millones de pesos.

La investigación estuvo a cargo de la División Conductas Contravencionales y de Faltas de la Policía de la Ciudad, con el asesoramiento de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, tras haber constatado la comercialización de juguetes apócrifos en este local. De acuerdo a las normas, los productos deben contar con inscripciones de advertencia y ser sometidos a ensayos químicos para su aprobación con certificado de Seguridad y Toxicidad. Durante el procedimiento, los oficiales y personal especializado de la Cámara Argentina del Juguete confirmaron que los productos no presentaban los sellos de las firmas correspondientes y su packaging diferían de los originales.

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) ordenó el comparendo de los responsables del comercio en sede judicial durante el mes de febrero por infracción al artículo 289 del Código Penal, y el secuestro de la mercadería y su remisión para análisis de las muestras. Por su parte la AGC labró actas de intimación por irregularidades en la seguridad del local, como canalizar cables expuestos y recarga de matafuegos.

Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *